Parece ser que el único tema son las bodas…. el pasado 26 de enero me casé con nuestro también compañero de la generación, Alberto Carrión. A decir verdad escribí de esto en mi blog. Pero haré un recap de lo escrito: Bueno, llegó el gran día. A decir verdad, todo pasó tan rápido que es increíble pensar que estuvimos durante todo un año planificando todo. Y en efecto valió la pena la planificación con tiempo y mucho cuidado. Todo salió perfecto: el fotógrafo y video estuvieron en punto, las flores estaban espectaculares tanto en la iglesia como la recepción, la limosina no sabía perfectamente cómo llegar pero llegó en punto y salimos a las seis a la iglesia, el coro y el grupo que amenizó en la recepción estuvieron excelentes, el traje, arreglo y maquillaje, en fin, todo perfecto. Es sorprendente cómo los terceros son quienes más preocupación te dan el gran día (el maquillista no se acordaba, hubo un atraso en los botoniers pero igual llegaron, etc) pero al final todo sale como debe ser.

01 04 10

Fue grandioso contar con la ayuda de mi mamá y mis tías a la hora de arreglarme, e inclusive estuvo presente mi abuela materna (la única que me queda con vida). La verdad no podía contener la emoción. Y para los que siempre dicen que las novias llegamos tarde, mi papá y yo llegamos en la limosina primero que el novio… y también que el sacerdote. Cuando por fin llegó el momento de bajar del vehículo, no podía contener la alegría.

02 02 05

Sentí que era el momento más grandioso de mi vida, la sonrisa no se apartaba de mi cara. Lo mejor fue ver el rostro del ahora mi esposo, igualmente feliz. Y por supuesto, la marcha nupcial, mejor no podía imaginármelo. No podía faltar la homilía del padre Melitón, siempre con un toque especial. Finalizada la ceremonia, nos esperaban fuegos artificiales a la salida del templo y la limosina para ir al Sheraton, donde sería la recepción.

07 06 08

Igualmente, todo estuvo grandioso en la recepción. Amenizó el grupo Café, para deleite de nuestros invitados que pudieron bailar por horas. Y los platos (que admito no pude ni apreciar) también recibieron buenas críticas de parte de quienes pudieron degustarlos. Me alegró mucho compartir con parientes, amistades, vecinos y colegas, sobretodo los parientes, quienes por la distancia logramos reunirnos todos en pocas ocasiones.

09 11 12

Y por supuesto, no pudo faltar el cúmulo de fotos, a decir verdad son tantas, que he preferido ponerlas en un fotoalbum online: http://aerisdj.myphotoalbum.com. Este ha sido en verdad el momento más feliz de mi vida. Sé que con la ayuda de Dios y mi familia lograremos llevar adelante este proyecto de vida. No puedo decir que no hubo estrés, pero lo importante es recordar que lo que no se pudo hacer ya no importa, se sigue adelante.

Advertisements